Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Pikafriends

Praga, la Ciudad Dorada, una visita de verano

Praga

Hace unos días recomendamos Sicilia para unas vacaciones de verano, ahora le toca a la República Checa, y en este precioso país encontramos una de las ciudades considerada como de las más bellas de toda Europa, se trata de la ciudad de Praga.

Praga es una de las ciudades más conocidas e importantes de toda Europa, y a su vez es la capital de la República Checa. Esta preciosa ciudad se encuentra en el ranking de las veinte ciudades más visitadas del mundo. Posee un estupendo clima continental, con temperaturas que oscilan entre los 18 y los 25 grados durante los meses de verano, por lo que es un destino ideal para visitar durante estos meses por sus suaves temperaturas.

La Ciudad Dorada, uno de los sobrenombres que recibe esta ciudad, esta rebosante de historia y cultura por cada una de sus rincones. Museos, palacios e iglesias se unen dando lugar a una de las ciudades que los amantes de los viajes culturales no se pueden perder. En la Ciudad Dorada pueden visitar el Museo Nacional o el Museo Judío.

El primero de ellos nombrado, el Museo Nacional, se ubica en la Plaza de Wenceslao, en un impresionante edificio de estilo neo-renacentista, esta plaza prácticamente es el centro cultural de la ciudad de Praga. Este museo se fundó en el año 1818 y es considerado como símbolo de la cultura y las naciones checas, el museo es sin duda una visita obligatoria para todo el que desea visitar la ciudad. El segundo museo más importante de Praga es el ya nombrado Museo Judío, fue fundado en el pasado año 1906 y a día de hoy el Museo Judío de la Ciudad Dorada recoge una de las colecciones de arte judía más importantes del mundo, con unos 100.000 libros y unas 40.000 piezas. Otro de los museos que a más de uno le traerá muchos recuerdos, es el Museo de Juguetes. Este museo que se encuentra en el interior del impactante Castillo de Praga, está en segunda posición de entre los museos más grandes de este tipo, donde podrá ver desde antiguos trenes de juguete a una llamativa colección de Barbies, en la cual se encuentra la primera de la serie de estas muñecas tan conocidas mundialmente.

Ya que hemos mencionado el Castillo de Praga, seguiremos hablando un poco sobre este precioso edificio. El Castillo de Praga es un edificio que data del siglo IX, y es uno de los monumentos más importantes de toda la República Checa y del mundo, ya que es considerado como el castillo antiguo más grande del mundo según el conocido Libro Guinness de los Récords. En este castillo hay lugares tan emblemáticos como el Callejón del Oro y la Alquimia y la Torre Dalibor, de la cual hay una historia muy conocida y popular entre los ciudadanos de la ciudad.

Otra de las cosas que podremos hacer en la Ciudad Dorada es dar un paseo por el popular Puente Carlos, este puente atraviesa el río Moldava, y es a la vez el puente más antiguo de la ciudad. Se empezó su construcción a mediados del siglo XIV y terminó a principios del siglo XV. Este puente tiene 10 metros de ancho y a lo largo de sus 516 metros de longitud apoyado en 16 arcos se puede visualizar uno total de 30 impresionantes estatuas, en su mayoría de estilo barroco, este puente es uno de los mayores reclamos turísticos de la ciudad de Praga.

Puente CarlosPuente Carlos

En esta ciudad de Europa hay otra curiosidad que no se puede dejar escapar, esta se encuentra en el Ayuntamiento Viejo, y se trata de uno de los relojes más antiguo del viejo continente, en específico es un reloj astronómico (Orloj), data de principios del siglo XV.

Por supuesto en la Ciudad Dorada hay muchas más cosas que ver y visitar como la Casa Danzante, la Plaza de Wenceslao, la preciosa iglesia de San Nicolás o el conocido Monasterio de Strahov.

Mención también a probar su rica gastronomía, con gran influencia de la cocina de alemana y la austriaca, entre las carnes predomina el cerdo y el pato, este último es muy representativo de la gastronomía de la República Checa, pero sin duda la carne de cerdo es la principal, de hecho, el plato nacional o más bien considerado como plato representativo es el cerdo asado con pasta y col, y la bebida más representativa es la cerveza pilsen. Aunque en Praga, como en todas las grandes ciudades, se encuentran restaurantes y bares de todo tipo y diferentes referencias gastronómicas.

Praga es otro de los destinos ideales para visitar en verano, al igual que la ya nombrada Moscú, ya que es en esta estación cuando la ciudad ofrece unas temperaturas suaves y más agradables para poder pasear y disfrutar del encanto e historia que ofrece esta ciudad de Europa.

Comentarios

Pingbacks

Los pingbacks están abiertos.

Trackbacks

URL del trackback

Envie su comentario