Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.

Pikafriends

La Catedral de Santa María de la Sede

Catedral de Sevilla

Esta entrada la dedicaremos a uno de los monumentos más importantes de la ciudad de Sevilla, a La Catedral de Santa María de la Sede, más conocida coloquialmente como la Catedral de Sevilla. Esta es una de las más grandes del mundo en lo que se refiere a superficie, quedando en el tercer puesto, solo por detrás de La Basílica de San Pedro que se encuentra en la ciudad de Roma y La Catedral de San Pablo de Londres, pero a su vez es la catedral gótica más grande del mundo, lo que la hace uno de los monumentos más conocidos a nivel internacional.

En el año 1987 la Catedral de Santa María de la Sede fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en el pasado año 2010 la Catedral de Sevilla, junto con el Alcázar y el Archivo de Indias fue declarado en su conjunto como Bien de Valor Universal Excepcional, ya que fue probada la vinculación de estos monumentos con el descubrimiento de América.

La Catedral de Sevilla posee diez entradas para acceder a su interior, cada una de sus diez entradas recibe un nombre propio y están distribuida por todo el alrededor de la catedral, ofreciendo acceso mediante cualquier parte. En la parte oeste de la catedral encontramos tres de las diez portadas, entre ellas la Portada de la Asunción, que es la portada principal de la Catedral de Santa María de la Sede, también junto a la principal se encuentran la Portada del Bautismo y la Portada de San Miguel.  La Portada de la Asunción esta en el centro de la fachada, y no fue hasta el siglo XIX cuando se volvió a retomar la realización de esta entrada después de siglos sin terminar. Todas y cada una de sus diez portadas se encuentran decoradas de diferente forma e incluso realizada su decoración en diferentes siglos, cada una es digna de ver y contemplar por sus singularidad y dedicación.

Otra de las puertas o entradas más emblemáticas y conocidas es la Puerta del Perdón. La Puerta del Perdón da acceso al conocido Patio de los Naranjos, aunque no es exactamente una puerta perteneciente a la Catedral de Santa María de la Sede, pero si perteneció a la antigua mezquita que en ese lugar se encontraba y donde se levantó posteriormente la Catedral de Sevilla.

El interior de la Catedral de Sevilla se dividen en 5 partes o naves, se puede visualizar 68 bóvedas ojivales soportados por un total de 32 pilares exentos y 28 pilares adosados. En el interior, en la nave central, encontramos un órgano que fue construido en 1901 y restaurado en 1996, este órgano se contiene en un mueble que data del año 1724. Otra de las obras y curiosidades que encontramos en su interior es una imagen de Inmaculada Concepción, conocida con el nombre de Cieguecita, se considera hoy en día como una obra de excepcional valor, está escultura fue realizada por el escultor Martinez Montañez, encargada el 14 de Febrero por Jerónima Zamudio y expuesta el 8 de Diciembre del año 1631 ya terminada completamente.

En las capillas ubicadas en el lado oeste encontramos entre ellas la Capilla Real. La Capilla Real posee una preciosa cúpula semiesférica realizada durante los años 1567 y 1569, en esta capilla se puede observar una urna de plata de estilo barroco, donde yacen los restos del rey Fernando III de Castilla conocido como Fernando III el Santo. En la Capilla Real también están los sepulcros de Alfonso X el Sabio y Pedro I de Castilla entre otros de miembros de la realeza. En esta capilla se puede visualizar una imagen esculpida en marfil de la Virgen de las Batallas, perteneciente al siglo XIII y una imagen de estilo gótico de la Virgen de los Reyes.

En el lado oeste también se ubica el Altar de Santa Bárbara, en este altar podemos destacar un cuadro realizado por Miguel de Esquivel en el año 1620, donde se representa a las santas Justa y Rufina.

Cada capilla y altar que hay en la Catedral de Sevilla tiene una historia, cultura, arte o esculturas que enseñar, así podemos nombrar otros que se pueden ver en su interior como el Cristo de la Clemencia de 1603, también pinturas como la llamada Genealogía de Cristo realizada en 1561 y esculturas como las que están en el Altar de la Virgen del Madroño que puede ser de alrededor del año 1455.

Sacristía MayorSacristía Mayor

Otros espacios que hay dentro de la Catedral de Santa María de la Sede son la sala de ornamentos o casa de cuentas, donde hay numerosos objetos de un importante valor cultural como el Perdón de San Fernando, el cual se cree que portaron las tropas de Fernando III de Castilla durante la conquista de Sevilla en el año 1248. Otro de esos espacios es la Sacristía Mayor, de estilo renacentista y construida en el pasado siglo XVI, con una impresionante cúpula la cual se sostiene gracias a cuatro pilares. En los tres anillos circulares de su cúpula se representa el Juicio Final iluminado mediante la luz que entra desde sus vidrieras. En este espacio llamado Sacristía Mayor hay además algunas de las mejores obras de arte de la Catedral de Sevilla. Y quizás entre esos espacios el más importante es la Biblioteca Colombina. La Biblioteca Colombina fue donada por Hernando Colón, hijo de Cristóbal Colón, el valor histórico y documental que hay en este espacio de la Catedral de Sevilla es incalculable.

Tanto el interior como el exterior de la Catedral de Santa María de la Sede es digna de contemplar y obligatoria su visita cuando se visita la ciudad de Sevilla, pero también merece mención el campanario perteneciente a esta catedral, que no es otra que la llamada Giralda, de la cual hablaremos en otra ocasión, ya que es uno de los monumentos más importantes de España y merece su propia entrada en nuestro blog.

Comentarios

Pingbacks

Los pingbacks están abiertos.

Trackbacks

URL del trackback

Envie su comentario